El Lowdown: Ice-T puede ser mejor conocido por su carrera de rap y su papel de larga data en Law & Order: SVU, pero se debe mucho reconocimiento cuando se trata de lo que él y su equipo han hecho con Body Count. En el transcurso de casi tres décadas, Body Count ha creado una mezcla balística de golpes cruzados junto con comentarios sociopolíticos.

En su séptimo LP de estudio, Carnivore, Body Count juega con florituras salvajes de thrash y hardcore, entretejiendo en flujos vocales tentadores que escupen furia. Acompañado por una variedad de vocalistas invitados y remixes interesantes, Carnivore mantiene la mayoría de su tiempo de ejecución sangriento y vicioso.

El bueno: A lo largo de su carrera, ya sea al frente de Body Count o como rapero en solitario, Ice-T siempre ha transmitido un lirismo que invita a la reflexión y al impacto. En Carnivore, su voz suena a la instrumentación, inflexionando con cada riff llamativo y golpes de batería. El vibrante single “Bum-Rush” presenta líneas como “Todo está retorcido, el juego está doblado / Todavía no hay agua limpia en Flint”, ofreciendo una muestra de la dirección sociopolítica del álbum. Temáticamente, Carnivore explora la crueldad de la sociedad moderna; ya sea observando la crueldad de los demás o explorando temas como la brutalidad policial, las letras de Ice tienen mucho impacto para captar la atención de los oyentes.

En cuanto a las apariciones especiales mencionadas anteriormente, el álbum presenta a Riley Gale de Power Trip, Jamey Jasta de Hatebreed y Amy Lee de Evanescence (quien hace una increíble adición al convincente “When I’m Gone”). Entre las pistas del LP hay tres fascinantes reimaginaciones de canciones clásicas. Una es una versión de “Ace of Spades” de Motörhead, y las otras dos son reelaboraciones de canciones destacadas de la carrera de rap en solitario de Ice-T (“6 in the Morning” y sus icónicos “Colors”). Las interpretaciones en metal de estos cortes de rap de la vieja escuela demuestran ser estimulantes y les dan nueva vida.

Carnivore también es una delicia instrumental, que ofrece precipitaciones de thrash metal y golpes incontrolables. El bajista Vincent Price aporta un buen peso a muchos de los cortes, mientras que el baterista Ill Will y los guitarristas Ernie C y Juan of the Dead están al frente y al centro durante todo el álbum.

El malo: En general, Carnivore es un LP sólido como una roca, pero no está exento de obstáculos. “Another Level” es una pista de publicidad genérica, que ofrece poca sustancia en comparación con el resto del álbum. Y “No Remorse” es el extraño corte de Carnivore, que se siente fuera de lugar entre el apasionante contenido lírico del disco.

El veredicto: Desde los cortes de rap reinventados hasta la instrumentación de bombeo de adrenalina y los temas líricos, Carnivore se erige como un excelente ejemplo de las muchas cualidades fuertes de Body Count. Si bien el disco no reinventa la rueda de ninguna manera importante, ofrece una variedad emocionante de musicalidad que mantendrá a los oyentes entusiasmados. El impulso de Body Count para enfrentar problemas del mundo real, junto con su intrigante fusión de estilos musicales, les permite ser una banda para los fanáticos de la vieja y la nueva escuela.

Pistas esenciales: “Bum-Rush”, “Point the Finger” y “When I I Go I”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí